“El templo mayor de México, centro del mundo azteca”. Revista National Geographic Historia, nº 83, 2010: 92-94.

83 Historia NGEra la noche del 21 de febrero de 1978 cuando un grupo de trabajadores de la compañía eléctrica mexicana se disponía a renovar el cableado entre las calles Guatemala y Argentina, en el centro de Ciudad de México. Apenas habían profundizado dos metros cuando toparon con una roca enorme y circular en la que se atisbaban extraños grabados... Rafael Domínguez y Raúl Arana, miembros del equipo de Salvamento Arqueológico, se desplazaron al lugar... desde el primer momento fueron conscientes de la importancia del descubrimiento tras dos meses de trabajos el monolito se mostró al mundo. La escultura era inmensa, con un diámetro que sobrepasaba los tres metros y un peso superior a las ocho toneladas... se trataba de una imagen de Coyolxauhqui, la diosa lunar, hermana de Huitzilopochtli, representación del sol, dios principal del panteón azteca... pero, sin duda, lo que más emocionó a los arqueólogos fue su ubicación:la escultura se había localizado a los pies de la escalinata principal del templo Mayor.....

Volver