“Las cabezas colosales de los olmecas de la Venta”. Revista National Geographic Historia, nº 97, 2011: 92-94.

97 Historia NGCorría la década de 1930 cuando el arqueólogo y antropólogo estadounidense Matthew Stirling, que había llevado a cabo expediciones por todo el mundo, desde Nueva Guinea hasta Ecuador, centró su actividad investigadora en México. En uno de sus viajes tuvo noticia de un misterioso hallazgo: una cabeza colosal localizada en Hueyapan, en el yacimiento de Tres Zapotes, cerca de Tuxtla, en el Estado mexicano de Veracruz. La había descubierto muchos años antes, en 1862, José María Melgar Serrano, explorador, buscador de antigüedades y periodista mexicano. Melgar se hallaba en Veracruz comprando objetos antiguos cuando un campesino le informó de que había encontrado una escultura monumental. Asombrado por las dimensiones y la factura de la obra, Melgar publicó su descubrimiento en 1869 y especuló con que representara a los etíopes que habrían vivido antiguamente en América, aunque también advertía: «me guardo muy bien de afirmar nada; no soy más que un aficionado...».....

Volver