Cómo los aztecas se adueñaron de México". Revista National Geographic Historia, Nº 196, 2020.

196 Historia NGEn 1428, varias ciudades del valle de México se rebelaron contra el dominio de los tepanecas de Azcapotzalco. Entre ellas estaba la capital de los aztecas, Tenochtitlán.
En los primeros años del siglo XV, el valle de México, la región que pronto se convertiría en corazón del Imperio azteca y que Hernán Cortés conquistaría en 1519, estaba dominado por la ciudad de Azcapotzalco. Situada a orillas del lago Texcoco, era la base de poder del pueblo tepaneca, que bajo el largo reinado de su huey tlatoani o emperador Tezozómoc había extendido su hegemonía sobre un amplio territorio en torno al lago. Varias ciudades de la zona quedaron reducidas a la condición de tributarias, e incluso pasaron a manos de hijos o parientes de Tezozómoc después de conflictos sangrientos.
Una de ellas era Texcoco, situada en la orilla opuesta del lago. Su gobernante, Ixtlilxóchitl, fue el mayor competidor político de Tezozómoc hasta que en 1418 éste lo hizo asesinar. El crimen, sin embargo, no acabó con el desafío de los texcocanos. El hijo adolescente del soberano difunto, Nezahualcóyotl, había contemplado -escondido en la copa de un árbol– cómo mataban a su padre, tras lo cual logró escapar y se preparó para vengar aquella muerte y recuperar el trono de Texcoco.

Volver